Dónde está tu Tesoro?

Muchos jóvenes están construyendo sus vidas sobre la roca del materialismo. Podemos ver en todo el mundo un profundo descontento económico entre las personas, en todos los ámbitos de la vida. La gente quiere más y más cosas. Se olvidan de que estamos disfrutando de la más alta calidad de vida que el mundo jamás ha conocido. Todavía tenemos pobreza, y cientos de agencias están tratando de hacer algo al respecto; pero no estamos satisfechos. Queremos más, más, más. Pero Jesús dijo: “No podéis servir a Dios y a las riquezas.” Él dijo que la vida de un hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

Adolf Berle, en su estudio sobre el poder, señala que las riquezas a menudo hacen a las personas solitarias, y por supuesto, temerosas. Muchas veces un hombre rico conoce la soledad y el miedo, porque cuando hace riqueza, su “dios”, lo deja vacío. Una vida sin Dios carece de propósito, entusiasmo y significado.

Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo…

Mateo 6:20Nueva Versión Internacional

Oración para el día

Conocerte a Ti, mi Padre celestial, trae riquezas a mi vida y alma.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply