3 Beneficios de ser entusiasta en la Iglesia…

Me encanta ser parte de la Iglesia y de todo lo que Dios está haciendo en y través de su pueblo en la tierra. Con mi papel como pastor en Hillsong creativo, asisto a una gran cantidad de servicios y conferencias de la iglesia.

Una cosa que he notado, sobre todo en algunos eventos, es que la mayoría de la gente juega a lo seguro. Son más reservados y más conscientes de lo que normalmente serían. Pocos se acercan a todos los aspectos de estas reuniones, por lo menos para empezar, con confianza y entusiasmo.

Algunos se encienden y están listos para ir a la iglesia. Son entusiastas. Ni siquiera están pensando en cómo los perciben los demás, o lo que otros piensan. Se trata de Jesús, y lo que Él quiere que ellos aprendan y hagan.

Otras personas llegan con las perspectivas de todo lo contrario. Se presentan, pero en realidad su mente no se centran en el dar y recibir de Dios. Están atrapados en la distracción y auto-enfoque.

Yo sé cuál de estas personas me gustaria ser!

Estoy muy lejos de perfecto, pero mi objetivo es tener la intención de asistir a la iglesia. Mi objetivo es estar completamente presente desde el principio – sin distracción – y con mi completa atención en todo lo que Dios está haciendo, y todo lo que Él tiene para los asistentes, hasta el final del servicio. Mi esperanza es permitir que Dios hable a mí vida y me haga consciente de las cosas que tengo que crecer y cambiar.

Hay buenas razones para venir a la iglesia de esta manera. Así que aquí hay tres beneficios de ser entusiasta en la iglesia:

  1. Ayudas a sacar lo mejor de los demás.
    Cuando te sientes confiado en que Dios te ha creado, y te sientes cómodo expresando esa confianza en cualquier reunión de la Iglesia, tienes un impacto tangible en los demás. Cuando eres abierto, cálido y amable, ayudas a que los que te rodean se comporten del mismo modo. Incluso ayudas a incrementar y fomentar la fe. Esto va especialmente para la predicación y la adoración. Tu entusiasmo durante estas porciones de la reunión fomentan a el predicador o al líder de alabanza, a hablar con valentía y convicción, o conducir con confianza y autoridad. A su vez, esto ayuda a todos los presentes a ser inspirados en la fe. Sólo con dar lo mejor de ti puedes ayudar a otros a crecer y ser enriquecidos.
  2. Ganas más de la experiencia.
    Es increíble lo que una actitud abierta y receptividad puede hacer. Cuando estás totalmente comprometido, apoyándo y atento, tomas más y mas. Es imposible conseguir todo lo que Dios tiene para ti cuando estás distraído, o pensando en todas las otras cosas que suceden en tu vida. Pero, al optar por adorar a Dios con extravagancia, escuchar todo lo que se dice con los oídos abiertos, y participar en todos los sentidos, con entusiasmo, conseguirás mucho más que si estás a medias y sin compromiso.
  3. Puedes crear una plataforma para el cambio.
    Si somos honestos, todos encontramos difícil cambiar. Trabajar en nuestros defectos y mejorar nosotros mismos es imposible sin una cuidadosa atención. Cuando decides abrirte a todo lo que Dios quiere que aprendas, cambias y aspiras, se crea la plataforma perfecta para que Él traiga la transformación real y duradera en tu vida. Imagina que tu vida va a cambiar para la eternidad, simplemente eligiendo ser receptivo a todo lo que Dios está tratando de decirte mientras asistes a la iglesia.

¡Qué increíble pensamiento para contemplar!

Cuando vayas a la iglesia este fin de semana, o cuando vayas a alguna conferencia, mi aliento para ti es que Dios te use para bendecir a otros. Está completamente abierto a lo que Él quiere enseñarte. Serás testigo de Dios transformando las vidas de los demás y tu vida también.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply